Lunes, 25 Mayo, 2020
The offspring of a customized orbiter
Explora. Sueña. Descubre. Dentro de veinte años, estarás más arrepentido por las cosas que dejaste de hacer
que por las que hiciste. Así que olvídate de los límites. Navega lejos del puerto seguro.Aprovecha el viento en tus velas.
Mark Twight
Andinismo - Cumbre Ishinca Cordillera Blanca
Rumbo a los 15 años La asociación AIREPURO está conformado por una gran familia de montañeros cuyo objetivo
principal es difundir los deportes de montaña en el Peru, pais de montañas.
Excursionismo - Acampando cerca a Lichaqui (Canta)
Quienes somos? La "Asociación de Deportes de Montaña AirePuro" es una institución deportiva sin fines de lucro
nacida de las aulas de la P.U.C.P. un 19 de mayo de 1996 y que en estos momentos aglomera no solo a gente
relacionada a la universidad (alumnos y ex-alumnos) sino a personas de todo el ámbito universitario debido
principalmente a su caracter abierto al público teniendo desde sus inicios una importante presencia en Internet.
Excursionismo - Trek en Cordillera Central
Deportes La "Asociación de Deportes de Montaña AirePuro" cuenta con 5 secciones deportivas: Excursionismo,
Escalada en Roca, Andinismo, Ciclismo de Montaña y Carreras de Montaña.
Ciclismo de Montaña - Parac (San Mateo de Huanchor)
Actividades Llevamos organizando 380 excursiones, ascendiendo mas de 100 cumbres, escalando varias rutas,
organizando 8 ApuRaid, 11 Congresos, 8 Navidades en la montaña y mucho más!.
Escalada - Escuela de Canchacalla
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • light background
  • grey background
  • dark background
Home 2003 A-0047-San Andrés-Arista Oeste
A-0047-San Andrés-Arista Oeste PDF Imprimir E-mail
Escrito por Auraluz Topazio   
Viernes, 06 de Enero de 2012 23:28

Grupo Ticlio
Nevado San Andrés - Arista Oeste
Lima - Junin 
Enero 2003 


Por Ricardo Yagui : 

Luego de un rico desayuno, consistente en Patasca para algunos, y emoliente y café para otros. Partimos rumbo a Ticlio, allá nos esperaba el no tan nevado San Andrés. Para mí era la primera vez que iba a un nevado, que se suponía de dificultad -para mí, claro está-, sin considerar que ya había ido anteriormente al Pastoruri. 

 


Comparado con la salida que tuvimos dos semanas antes al Cerro Jocohanca en San Mateo, ésta me pareció menos exigente; pero, igual de agotador. Sobre todo en la bajada, que todo el terreno estaba cubierto de detritos, roca fracturada tirada por todos lados. El infierno para mis pies... parecía Fakir. 

La subida fue suave, hasta que me cansé. Lo bueno fue que descansábamos lo suficiente para poder reponer las energías. El paisaje se tornaba algo aburrido, ya que todo era roca y uno tenía que estar sorteando las piedras sueltas para no pisar mal y caerse. Esto cambió cuando llegamos a la parte de nieve, fue cuando me acordé por qué estaba ahí. A pesar que la nieve no era mucha, fue suficiente para levantar los ánimos y seguir hacia la cumbre; además, por ratos caía una leve nevada que le daba otro feeling a la subida. 

 

Antes de llegar a la cumbre por la cara Oeste, nos encontramos en una arista donde unos 3 tramos de recorrido fueron un reto al vértigo. Sobre el final, Guillermo y Diego armaron un sistema para asegurar a Diego y ayudar a los demás a cruzar la arista, pasado esto y diez metros más llegamos a la cumbre, gran satisfacción luego de casi cinco horas de subida. 


Una vez arriba todos nos echamos a descansar por un rato, tomamos la foto respectiva y luego salió el sol, como saludándonos por nuestro esfuerzo, fue un saludo cortito, ya que se ocultó y empezó a subir la neblina, ahí decidimos bajar. 


 

Como lo había mencionado, la bajada fue lo peor del día para mis pies, creo que por eso llegué al último a la carretera. De suerte no esperamos mucho y pasó un Interprovincial que nos llevó a San Mateo. 

En el Hospedaje Patrón, Manolo nos prestó su baño para lavarnos, cambiarnos la ropa mojada y estar listos para regresar a Lima. Llegamos a Lima como a las 10:00 de la noche. 

Fue mi primera salida a un nevado, y a pesar que el cansancio te hace pensar cosas como: por qué no me dedico a otro deporte... esta es la última vez que vengo, la próxima, me voy a la playa. Mientras yo estoy aquí pelándome de frío; mis patas están en la playa o paseando por las calles de Lima... debo decir: que nada se compara con la satisfacción de llegar a la cima de una montaña; luego de horas de caminata y sufrimiento, y ver el paisaje alucinante desde allá arriba. Claro que esto uno recién se da cuenta cuando está en su cama... bañadito... y ¡¡sin hambre!!. 

Última actualización el Viernes, 09 de Marzo de 2012 12:41