Martes, 11 Agosto, 2020
The offspring of a customized orbiter
Explora. Sueña. Descubre. Dentro de veinte años, estarás más arrepentido por las cosas que dejaste de hacer
que por las que hiciste. Así que olvídate de los límites. Navega lejos del puerto seguro.Aprovecha el viento en tus velas.
Mark Twight
Andinismo - Cumbre Ishinca Cordillera Blanca
Rumbo a los 15 años La asociación AIREPURO está conformado por una gran familia de montañeros cuyo objetivo
principal es difundir los deportes de montaña en el Peru, pais de montañas.
Excursionismo - Acampando cerca a Lichaqui (Canta)
Quienes somos? La "Asociación de Deportes de Montaña AirePuro" es una institución deportiva sin fines de lucro
nacida de las aulas de la P.U.C.P. un 19 de mayo de 1996 y que en estos momentos aglomera no solo a gente
relacionada a la universidad (alumnos y ex-alumnos) sino a personas de todo el ámbito universitario debido
principalmente a su caracter abierto al público teniendo desde sus inicios una importante presencia en Internet.
Excursionismo - Trek en Cordillera Central
Deportes La "Asociación de Deportes de Montaña AirePuro" cuenta con 5 secciones deportivas: Excursionismo,
Escalada en Roca, Andinismo, Ciclismo de Montaña y Carreras de Montaña.
Ciclismo de Montaña - Parac (San Mateo de Huanchor)
Actividades Llevamos organizando 380 excursiones, ascendiendo mas de 100 cumbres, escalando varias rutas,
organizando 8 ApuRaid, 11 Congresos, 8 Navidades en la montaña y mucho más!.
Escalada - Escuela de Canchacalla
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • light background
  • grey background
  • dark background
Home 2005 A-0078-Tocllaraju
A-0078-Tocllaraju PDF Imprimir E-mail
Escrito por Auraluz Topazio   
Miércoles, 18 de Enero de 2012 09:06

Tocllaraju
Cordillera Blanca
Ancash
Agosto 2005

Por Marlena Manrique:

Todo empezó aquel julio del 2002 cuando vi por primera vez al Tocllaraju, simplemente quede impresionada y me sentí atrapada. Aquella vez subimos un grupito de AP, liderado por Richi. Por cosas de tiempo y alto tráfico algunos sólo llegamos hasta la rimaya, ya casi cerquita a la cima. Igual fue un éxito porque 3 de nosotros logró la cumbre. Un año después en julio del 2003, también un grupo de aventureros fuimos a la Qda. Ishinca, después de subir al Ishinca quedamos sólo 3 para intentar el Tocllaraju a pesar de que el clima que no era favorable. Esta vez, la deshidratación y la gripe pudieron más... las lágrimas no se hicieron esperar. Lo siento muchachos dije, el clima estaba muy bueno. Axel y Santiago pudieron haber logrado la cumbre aquella vez. 

Dos años después, soñando con ese nevado de hermosos atardeceres, decidí emprender la aventura. ¿¿Con quién ir??... cada uno tenía sus planes. Entonces acordamos ir con Janet y Dante para fiestas patrias, pero una vez más algo tenía que suceder... el trabajo!!... Pero aún tenía otra opción de ir con un buen amigo mío quien ya sabía de esto. 

Y asi empezó...

   

Día 1.- 29 de agosto

 Un cielo despejado. Salimos en la mañana hacía Pashpa donde tomamos el servicio de un arriero más dos burritos. El camino desde ahí hacía el campo base es ligero y menos agotador que salir desde Collón. Hasta nos tomamos un descansito en el puesto de control del PNH. Llegamos al Campo Base cerca a la 1 p.m., comimos algo ligero y a descansar. Acá nos enteramos que un montañista sufrió de baja presión y ligeras lesiones por el frío en el Tocllaraju. Tuvieron que auxiliarlo. Las nubes ya se venían venir, se cerró todo y llovió casi dos horas. De ahí salí (para aclimatar y no hacer roche al día siguiente) un rato a caminar hasta el desvío que va al Palcaraju. Luego a cenar. La preocupación me invadía por ratos por el mal clima y porque no había aclimatado nada. No hablábamos de eso y era mejor así. 

Día 2.- 30 de agosto

Un día de fuertes emociones. Alistamos las mochilas a las 7 a.m., desayunamos y salimos a las 9:30 a.m. rumbo al Campo 1. Una pareja de italianos que conocimos el día anterior nos despedía con todas las bendiciones. Claro, yo tenia que seguir de frente hasta un lugar donde ya no puedan verme, para descansar y tomar aire :-). Mi paso era más lento, el calor es abrazador y había que tomar agua por litros. Nuevamente ya se veía algunas nubes asomándose tímidamente. Subiendo ya la morrena, nos encontramos con dos mexicanos que bajaban y nos comentaron que habían salido a la medianoche para ascender el nevado, pero que como recién habían llegado de Lima, les venció el mal de altura y además del mal clima decidieron bajar. Nos recomendaron que a las 11 a.m. donde estemos, mejor bajemos. Y eso fue lo que acordamos.

Llegamos al lugar de campamento a eso de la 1 y algo más. Acampamos en la morrena, a unos minutos del glaciar. Armamos la carpa, no teníamos apetito así que sólo un chocolate sublime, agua y punto. Al interior de la carpa era un horno! :-). A eso de las 3:50, ya todo estaba nublado y empezó la lluvia, luego la nevada, como si hubiera abierto la ducha al punto máximo. A lo lejos los truenos y rayos. En tiempo entre trueno y relámpago era de varios segundos, luego de menos y cada vez menos. Podría decir que un par de rayos cayeron en mi oreja. No cabía en mi cabeza que podríamos morir calcinados sin haber llegado a la cima del Toclla. Hacía tiempo que no decía: Ay mamá!!!. A esconderse bajo el sleeping no más. Dije: no es para que me revientes cohetes antes de tiempo... jejeje. Calmo todo, después de casi dos horas. Estábamos como en una burbuja en medio de la neblina. No se veía nada a 3 m a la redonda. No hacía frío. Cenamos y, a dormir. 

Dia 3.- 31 de agosto 

El día D. El despertador sonó a la 1:30 a.m. Dijimos un ratito más. 1:50 a.m. a levantarse!!. Salimos de la carpa y wuou!!, cielo estrellado, ni una nube, había luna. Más no podíamos pedir. Tuve un inconveniente con la frontal e hizo que finalmente salgamos como a las 2:30 a.m. En la subida al plano del glaciar, no daba ni 10 pasos por que me faltaba el aire. En el glaciar trate de seguir el ritmo y ganar tiempo hasta el inicio del ascenso. No había huellas, no había camino. Arriba vimos 3 lucecitas: ¿¿por dónde habrían subido??. A la primera pared llegamos casi a las 4 a.m. Grietas por todos lados. 


El amanecer le puso más emoción, los nevados de color naranja, la luna seguía ahí, observándonos. Un descansito número 2000... jajaja para tomar fotos; a mi derecha, el honguito!! era la señal de que estábamos cerca. A las 7 a.m. llegamos a la rimaya, cómo ha cambiado!!. Otro descansito, para las fotos. Pasamos por una mini cuevita de hielo hacía la izquierda, había como una ventana, de ahí salir hacía la derecha y empezar a escalar. Una partecita de mi inconsciente más el temor natural casi me bloquea y me dije: acá nada de mariconadas ¡¡a subir!!... Parte de la subida lo hicimos en ensamble. Una lomita más y ahí estaba, la cumbre!!!... Eran las 8:23 a.m., cielo despejado y ahí estábamos, solos... De los 3 que vimos subiendo en la madrugada, solo uno vimos bajando de la cima mientras nosotros ascendíamos. Los otros dos, sabe Dios por donde bajaron. 

Estuvimos casi 20 minutos y emprendimos el descenso, pues teníamos que evitar bajar con mal clima. En la última pared, baje de rapell y me di cuenta que bajaba por el camino incorrecto cuando pase un extraplomo y seguía bajando cuando de repente... había un techazo y abajo un grieton... ¡¡¡Quedé colgada!!!. Fue un error mío que me pudo costar muy caro. En ese momento pensé que se había acabado la cuerda, me acordé de "tocando el vacío", de que vendrían a rescatarme. Felizmente había cuerda y me fui soltando de a pocos hasta tocar la nieve. Me aseguré bien y tuve que desencordarme para que pueda recuperar la cuerda. Bueno, la emoción me distrajo. 

Llegamos al campamento al medio día, comimos algo, recogimos las cosas y lo más doloroso... la bajada y la despedida!!!. Atrás quedaban bellos recuerdos, rayos y truenos, y un Tocllaraju que ya empezaba a esconderse detrás de las nubes. Llegamos al campo base entre las 3 y 4 p.m. Llegué molida, no daba ni un paso más. De ahí a darse un bañito relajante en el Refugio.

   

Día 4.- 1 de Setiembre. El día más triste... bajar a Huaraz. 

Quiero agradecer a Karina por el pantalón, mochila y frontal. A Rocio por la mochila de ataque, a Axel por la matra, a Cris por las botas, a Sergio B. por el casco, a Miguel por el apoyo, a Dante y Janet por ir a Ticlio en julio; que aunque no lo crean, me sirvió mucho. Y sobre todo gracias a la vida por permitirme cumplir este sueño de años y de vivir esos momentos intensos que nunca olvidaré. Gracias a Ti por ser mi amigo y cordada. 

Última actualización el Miércoles, 28 de Marzo de 2012 22:34