Martes, 11 Agosto, 2020
The offspring of a customized orbiter
Explora. Sueña. Descubre. Dentro de veinte años, estarás más arrepentido por las cosas que dejaste de hacer
que por las que hiciste. Así que olvídate de los límites. Navega lejos del puerto seguro.Aprovecha el viento en tus velas.
Mark Twight
Andinismo - Cumbre Ishinca Cordillera Blanca
Rumbo a los 15 años La asociación AIREPURO está conformado por una gran familia de montañeros cuyo objetivo
principal es difundir los deportes de montaña en el Peru, pais de montañas.
Excursionismo - Acampando cerca a Lichaqui (Canta)
Quienes somos? La "Asociación de Deportes de Montaña AirePuro" es una institución deportiva sin fines de lucro
nacida de las aulas de la P.U.C.P. un 19 de mayo de 1996 y que en estos momentos aglomera no solo a gente
relacionada a la universidad (alumnos y ex-alumnos) sino a personas de todo el ámbito universitario debido
principalmente a su caracter abierto al público teniendo desde sus inicios una importante presencia en Internet.
Excursionismo - Trek en Cordillera Central
Deportes La "Asociación de Deportes de Montaña AirePuro" cuenta con 5 secciones deportivas: Excursionismo,
Escalada en Roca, Andinismo, Ciclismo de Montaña y Carreras de Montaña.
Ciclismo de Montaña - Parac (San Mateo de Huanchor)
Actividades Llevamos organizando 380 excursiones, ascendiendo mas de 100 cumbres, escalando varias rutas,
organizando 8 ApuRaid, 11 Congresos, 8 Navidades en la montaña y mucho más!.
Escalada - Escuela de Canchacalla
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
  • light background
  • grey background
  • dark background
Home 2005 A-0080-Nevado Tunshu
A-0080-Nevado Tunshu PDF Imprimir E-mail
Escrito por Auraluz Topazio   
Miércoles, 18 de Enero de 2012 10:14

Nevado Tunshu
Cordillera Central
Junín - Lima
Noviembre 2005 

Por Jenny Postillos:

Ubicación: Cordillera Central
Nombre de ruta: "Directa Airepurina"
Altitud: 5730 m.s.n.m.
Cordada: Jenny Postillos, Guillermo Mejía y Axel Loayza
Nivel de dificultad: V AI 3 - 650 m
Fecha: 1 y 2 de noviembre 2005 (primera ascensión peruana)
Tiempo de ascensión: 11 horas
Tiempo de descenso: 17 horas
Material utilizado: 22 estacas de nieve, dos tornillos, 2 cuerdas (9 mm, 8 mm), 3 pitones. 

Ruta
Nevado Tunshu
Aproximación

UBICACION
El Tunsho se encuentra ubicado en Jauja entre el límite departamental de Lima y Junín, en la Reserva Paisajística Nor Yauyos-Cochas, el cual es un excelente lugar para la práctica del montañismo y excursionismo por la belleza de sus lagunas y sus paisajes. 

APROXIMACIÓN 
En la carretera central camino de Lima a Huancayo pasando la Oroya, se toma el desvió de Pachacayo y se sigue por una carretera afirmada, tres horas aproximadamente, pasando por las lagunas de Huaylacancha y Siurococha, en este último se levanta el campamento base. Desde ahí se observa la pared del Tunsho. El campo morrena se ubica a tres horas de la base. La aproximación es bordeando el lado derecho de la laguna Siurococha y se asciende por una cresta que llega al campamento morrena ubicado en una pequeña abra; desde ahí se avanza, desviándose ligeramente hacia la izquierda (existe una gran pirca indicando el campo morrena). Desde el campo morrena al glaciar hay 20 minutos, no hay lagunas, ni riachuelos, para proveerse de agua; pero, existen algunos deshielos a 10 minutos del campamento de donde se puede obtenerla, pero hay que tener cuidado, porque se producen desprendimientos de rocas.

Campo Base
Amanecer
En la Pared

PRIMERA ASCENSIÓN PERUANA
Axel Loayza (Airepuro), Guillermo Mejía (Drako) y yo (AAUL) hicimos campo morrena a 3 horas de la base del glaciar. Iniciamos el ataque a las 4 de la mañana ingresando por el lado derecho de la pared, luego de una travesía por el glaciar que nos condujo a un tramo de pared de 50 grados hasta una rimaya. Desde ahí, empezamos el primer largo, pasando por un puente de hielo; los largos de cuerda, avanzaban en diagonal hacia la izquierda. En el quinto largo nos topamos con tramos de roca, nieve suelta y por momentos con verglass. Al final del noveno largo, la pendiente se volvió más vertical con tramos de hielo duro. Muy cerca de la roca somital, realizamos una pequeña travesía en diagonal hasta la última reunión (décimo primer largo), donde instalamos un pitón. Desde allí, a 50 m. estaba la cumbre. Este fue el tramo más vertical de la ruta.

A las 3 de la tarde del 1 de noviembre tocamos cumbre y pudimos apreciar desde allí las cumbres del Pariacaca, el Tatajaico, el Collquepucro y el Vicuñita. 

Axel
Otro largo
Los Pariaqaqa

Debido a que la temporada de escalada culmino en agosto, el plan era dejar todas las reuniones listas para que en caso de producirse mal tiempo, tener el descenso garantizado. Llegamos a la cumbre con buen clima, pero pasamos tanto rato tomando fotografías que no nos percatamos que se había iniciado una tormenta eléctrica. El rapel de la cumbre era complicado, porque teníamos que pasar a la cara opuesta sin asegurarnos para poder iniciarlo; lo cual, hacia que nos demoremos más.

Guillermo ayudó a Axel a colocarse su placa freno y comenzó a bajar!. Mientras tanto, un rayo había caído muy cerca y la cumbre se empezaba a cargar. Guillermo le gritaba a Axel que se apure, pero faltando 20 m para que llegue al pitón: se le enredaron las cuerdas. Guillermo siguió gritándole, le dijo que se asegurara de donde pudiera para que yo empiece a bajar. Los chispazos de la tormenta se sentían por todo el cuerpo, y sobre todo, en nuestros rostros. A punta de gritos de desesperación, Guillermo me ayudó a pasarme al otro lado de la pared y ponerme mi descensor para llegar hasta donde estaba Axel; él esperaba colgado de sus piolets.

Las nubes negras oscurecían el cielo aterradoramente y la nieve no dejaba de caer. Sintiendo un último chispazo cuando apenas había bajado un par de metros, el cielo oscuro aumentaba mi sensación de miedo, no podía creer lo que pasaba, pero vi como Guillermo se lanzó sobre la cresta de la cumbre y destrepó a toda velocidad por la empinada pendiente; mientras tanto, otro chispazo nos estremeció. Llegué llorando hasta donde se encontraba Axel. Un minuto después llegó Guillermo atemorizado, mientras un rayo gigantesco y luminoso recorría el espacio entre el cielo y la cumbre. Nos calmamos, pero no nuestros rostros; terminaríamos con un hormigueo que nos duraría toda la noche.

Cumbre
Descenso en Tormenta
Jenny

Cuando llegamos a la mitad del descenso, ya era de noche. La tormenta eléctrica aumentó y la nieve no dejaba de caer. Guillermo y yo esperábamos mientras Axel se demoraba en encontrar la siguiente reunión, debido a que nevaba y a las avalanchas de nieve polvo. De la misma forma, logramos con mucha demora encontrar los siguientes cuatro rapeles. En medio de la tormenta, un error de desorientación nos dejó en medio de una pared de roca, por la cual no habíamos pasado durante la subida. Esperamos en una pequeña repisa (sin asegurarnos) a que bajara Guillermo, quien tenía los únicos tres pitones que quedaban. El logró colocar uno, algunos metros más abajo, recuperamos las cuerdas y empezamos a ver por dónde seguir; la niebla no nos dejaba ver si el siguiente rapel, nos dejaría en un lugar seguro; además sólo nos quedaban 2 estacas para descender casi 400 m, y ninguno de nosotros se atrevía a destrepar por la pared de noche. A las 8.30 de la noche, no tuvimos otra salida que pasar la noche colgados de un solo pitón y en una pequeña repisa donde apenas entrábamos sentados y con los pies en el aire. La tormenta nos dejó en paz pero la niebla se mantuvo el resto de la noche.

Rappel
Guillermo, Jenny y Axel
Atardecer

Luego de una larga noche fría, a las 6 de la mañana nos dimos cuenta en qué parte de la pared nos encontrábamos. Entonces aprovechamos los primeros rayos del sol para comenzar el descenso, pero a medida que éste calentaba se produjeron varios desprendimientos de roca. Con el poco equipo que teníamos hicimos los rapeles, mientras que Guillermo decidió bajar destrepando para recuperar las dos únicas estacas que nos quedaban. Así lo hizo hasta llegar a la rimaya, desde ahí estábamos prácticamente al final de la ruta.

Terminamos de hacer una travesía que culminó en 2 horas y nos dirigimos por fin a descansar a la carpa. Llegamos allí alrededor de las 11 de la mañana del 2 de noviembre.

Última actualización el Miércoles, 28 de Marzo de 2012 22:41